1/1/14

Ender en el exilio:

"Ender en el exilio". La segunda (o quinta) parte de "El juego de Ender". 

La novela que reseñaré hoy, es el quinto volumen de la saga principal de "El juego de Ender", y sin embargo, la segunda parte, cronológicamente hablando. Y es que tras escribir la tetralogía original (El juego de Ender, La voz de los muertos, Ender el xenocida e Hijos de la Mente), Orson Scott Card concibió esta historia, situada entre los últimos capítulos del primer libro. Es por eso que decidí leerla en segundo lugar.

Fan Art


Ender en el exilio (libro 5).
Autor: Orson Scott Card.
Editorial: Nova.

Sinopsis: tras la aniquilación de los insectores, Ender Wiggin es considerado un héroe a nivel internacional, pero un peligro para los más ambiciosos. A sabiendas de que nunca más volverá a pisar la Tierra, deberá marcharse en la primera nave de colonización como futuro gobernador de la primera colonia; Shakespeare. Su hermana le acompañará en su viaje de dos años en una nave espacial a velocidades próximas a la de la luz, por lo que en el exterior transcurrirán cuarenta. años. Durante la travesía, importantes sucesos se desencadenarán en la Tierra. Peter Wigging seguirá moviendo hilos para convertirse en Hegemón, y Hyrum Graff tomará el papel de Ministro de Colonización. Pero el verdadero enemigo no reside ya en la Tierra...




Opinión personal: evidentemente, el libro no es comparable a "El juego de Ender", y he de decir, que la dinámica pierde mucho, quizás por ser un medio spin-off metido a la fuerza entre las dos primeras novelas, y, como bien dice la introducción del libro,se trata del punto intermedio entre la saga principal y la saga de la sombra, que narra lo que ocurre en la Tierra en ausencia de Ender.

Pero sería injusto decir que el no pertenecer a la historia original es su único defecto. Uno de mis mayores temores de cara a la segunda parte se ha cumplido; la escuela de batalla y todo lo que ella representa ha desaparecido por completo. Con lo que quiero decir: lo que más me gustó de "El juego de Ender" es que todo estuviera enmarcado desde el punto de vista estratégico del protagonista; una faceta de la historia que se ha perdido sin dejar rastro con este nuevo enfoque.

Ender's Game - Ender by Sheeters
Fan Art

Además, los efectos relativistas de los viajes interestelares son algo... confusos. Es difícil situarse temporalmente en algunos momentos, y al tratarse de una historia encajada entre otras dos, se producen algunas incoherencias temporales, que no coinciden con las explicaciones de los primeros libros.
Estos viajes a la velocidad de la luz, así como el estado de estasis (una especia de criogenización que conserva el cuerpo imperturbable durante el tiempo estimado) dan mucho juego a la hora de cambiar de situación espacio-temporal, pero, como decía, deberían estar mejor gestionados.

Algunos de los personajes, como pueden ser el coronel Morgan, Dorabella o Alessandra, simplemente están de más, ya sea porque su intervención sea patética, o carezca de sentido, y que, además, al ser producto únicamente de esta novela, son obviados después, principalmente Alessandra, la única que tras la colonización mantiene contacto con Ender.  Un amor platónico que se diluye como si careciera de importancia.

Con todo, no deja de ser más que un enlace entre la saga principal y la subsaga de la sombra, por lo que como spin-off funciona, pero no pasa de ahí.

Lo más  fascinante sigue siendo el carisma de Andrew / Ender Wigging, pero, por lo demás, la monotonía general del sistema convierte la lectura en una experiencia agridulce.




Valoración:

Cualidades: G.I.E.D. (consultar diccionario de acrónimos inventados)
Me ha gustado tanto como: El secreto de los tres mundos.
Nota: 6'75






Y mañana... ¡la reseña de la película!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!