17/1/14

Los héroes del Olimpo: La Marca de Atenea.

Griegos y romanos debaten en una batalla épica que conducirá a las puertas de la muerte...

Las reseñas de los primeros dos libros de la saga aquí.


La tercera parte de la saga de Rick Riordan ya tiene un hueco en mi estantería. "La marca de Atenea", salió al mercado en octubre de este año (en España) y aterrizó en mi casa estas navidades. Tras devorar esta suculenta lectura, procederé a analizarla como corresponde.

Los héroes del Olimpo 3: La Marca de Atenea.
Autor: Rick Riordan.
Editorial: Montena.

Sinopsis: Semidioses griegos y romanos están a punto de unirse de nuevo, contra un enemigo común: Gaia, la madre Tierra, a quienes los gigantes están a punto de despertar. Cuando el Argo II llega a Campamento Júpiter, en el fragor de la batalla, los siete mestizos de la profecía por fin se reúnen para cumplir su destino: obtener control sobre las puertas de la muerte, y cerrarlas para impedir la resurrección de la gran diosa. 
Sin embargo, siglos de conflictos no se olvidan en unas horas. Percy, Anabeth, Piper, Leo, Jason, Frank y Hazel deberán partir cuanto antes a la aventura, dejando atrás a sus respectivos grupos de adolescentes semidivinos, entre los que está a punto de estallar una guerra.
Como guinda del pastel, Annabeth, hija de Atenea, se verá obligada a seguir los designios de su madre, y seguir "La marca de Atenea" para recuperar una reliquia perdida...



Opinión personal: ¿No es genial la portada? Percy y Jason a lomos de sus respectivos caballos legendarios, empuñando sendos aceros encantados. Símbolo de la eterna lucha entre griegos y romanos, cuyas connotaciones metafóricas son muy profundas... pero, poniéndonos serios, no todo es tan bonito como parece,  a juzgar por la portada. (Era mucho mejor la roja de la versión inglesa, ¿no?)

Como siempre, la sensación de haber vivido esto antes está muy presente. Este libro es un dèja-vu continuo, y es que, como ocurre con los anteriores, se hace muy repetitivo. Está claro que no logrará superar a la saga de Percy Jackson y los dioses del Olimpo, así que necesita algún detalle innovador para desmarcarse de la saga principal, y destacar por su propia originalidad, como lo hicieron las Crónicas Kane.



Independientemente de todos los detalles, es una novela a la que le cuesta mucho arrancar. La primera mitad es bastante lenta, y hasta el último tramo no coge la carrerilla suficiente como para despegar y dejar un buen sabor de boca. Aunque, eso se traduce en un proceso gradual de mejora, que pasa de lo mediocre a lo muy interesante en unos cientos de páginas.

Además, no acabo de entender el significado de "La marca de Atenea". Es decir, (spoiler) ¿cómo recuperar una estatua puede ayudar a instaurar la paz entre griegos y romanos? Me pareció entender que estos últimos la habían robado, y al recuperar lo robado... ¿todo se solucionaría por arte de magia? (fin del spoiler).

Muchos de los recursos utilizados en la primera y segunda parte se pierden un poco, y los conceptos generales se difuminan. Para empezar, constantemente es necesario saltarse la norma de que ningún dios volverá a tener contacto con sus hijos mortales. O bien Rick ha decidido saltarse su propio impedimento en favor de la trama, o bien Zeus ha perdido su liderazgo a base de beber Coca-Cola Light en exceso.


Lo que sí ha hecho ganar mucho a la historia, es el hecho de que los protagonistas de la primera novela (griegos, y Jason) y los de la segunda (romanos, y Percy) se junten, pues por primera vez es posible apreciar las diferencias entre ambos, algo que la saga pedía a gritos. En anteriores ocasiones, unos personajes apenas se diferenciaban de otros: Jason y Percy, Frank y Leo... los patrones de conducta eran muy similares.
Al aparecer juntos, su personalidad se va perfilando en forma de evolución, siempre favorable.

No creo que sea necesario mencionar de nuevo el excelente humor del que goza la narración (demasiado tarde, ya lo he hecho), que quizás compense muchas otras deficiencias. Una característica indiscutible de la marca "Rick Riordan".




Valoración:

Cualidades: D.N.I.  /  L.E.E.R
Me ha gustado tanto como: Los secretos de la magia.
Nota: 8





Entramos en la recta final...

Con este tercer volumen, cerramos la primera parte de la saga, y nos adentramos en el verdadero desenlace. Ya solo dos libros nos separan del final. Se trata de "La casa de Hades", a la venta el mes que viene, (cuya portada comprenderéis al llegar a la conclusión de "La marca de Atenea". ¡Es brillante!), y "The blood of Olympus" (la sangre del Olimpo), aún sin fecha de salida, pero previsto para finales de año en el mercado estadounidense.





¡No podré esperar un mes!

2 comentarios :

  1. A mí me encantó el libro, y el final que tiene, es increíble, te deja con unas ganas enormes de leer La Casa de Hades ^^ No puedo esperar un mes! Yo lo encargué para que justo cuando salga, a casita se viene. Buena reseña :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, por muy accidentado que sea el comienzo, el final nos deja con la miel en los labios. Estoy impaciente por leer la continuación.

      Eliminar

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!