24/1/14

¿Sabías qué...? El quema teclados.

Escribir solo es cuestión de disciplina. Así lo demuestra Ryoki Inoue, el escritor más prolífico del mundo.


Rioki Inoue, escritor brasileño de origen japonés, se ha convertido en el escritor más creativo del mundo, con, según el libro Guinnes de los récords, 1099 novelas escritas en su haber, y no precisamente cortas, además de artículos para revistas y periódicos.

Le llaman "el quema teclados", y actualmente escribe una media de seis libros al mes. A sus 67 siempre encuentra tiempo para dedicarle un buen rato a la escritura. Sus primeras mil novelas fueron publicadas en formato bolsillo. De hecho, su obra llegó a representar el 95% de los libros en este formato en su país, y por eso escribió bajo casi cuarenta pseudónimos diferentes.

Según fuentes periodísticas, era capaz de crear un capítulo en una de sus visitas al baño, e incluso podía redactar una novela entera en una noche. A pesar de la rapidez con la que escribe, la crítica admira la calidad de su obra, que cada mes da lectura a más de 400 mil lectores.

Para acceder a su página web, haced click en la imagen:


La mayoría de la gente es incapaz de leer a la velocidad a la que este señor escribe. Su éxito en librerías le permite ganarse la vida únicamente de sus beneficios obtenidos por sus ventas. 

Su apodo "el quema teclados", no fue inventado al azar. Cuando escribe hasta altas horas de la noche, puede llegar a las tres novelas en un solo día, y por lo tanto se ve obligado a cambiar el teclado de su ordenador varias veces, pues acaba estropeándolos.

Actualmente, su ritmo de publicación se ha reducido (aunque no demasiado), pues al llegar a su libro número mil, decidió invertir más tiempo en sus historias, y dejar de publicarlas en formato bolsillo, para escribir novelas más extensas y profundas.

Increíble, ¿verdad?

1 comentario :

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!