9/9/14

Reportaje: The wizarding world of Harry Potter. Parte 1

Hogwarts existe... y está en Florida:


Allá por 2010 se inauguró en el parque temático "Universal Orlando Resort" (Florida), el complejo denominado "The wizarding world of Harry Potter", una fiel reproducción a tamaño real de Hogwarts y Hogsmeade, provisto de tiendas, espectáculos, restaurantes y atracciones inspiradas en la saga literaria y cinematográfica de Harry Potter.
Tal fue su éxito, que no tardó en convertirse en una de las zonas más visitadas de parque de atracciones (que también cuenta con homenajes a otras películas), y este mismo año ha sido ampliado para añadir una nueva zona: El Callejón Diagón.

Tan fascinante es para mí dicho parque de atracciones que he decidido redactar un extenso reportaje para mostraros lo que contiene. Sin embargo, la complejidad del lugar es tal, que he decidido dedicarle no una, sino tres entradas. La primera de ellas profundizará en Hogsmeade, la zona más antigua de "The wizarding world of Harry Potter".
Asimismo, he de puntualizar que la mayor parte de las fotografías han sido extraídas de la fan-web "Thewizardingworldofharrypotter.com" (la web oficial apenas incluye imágenes), y que al final de cada descripción dejaré links de interés, a través de los cuales podréis acceder a múltiples vídeos (ajenos) que ilustrarán mi reportaje.

Que comience la magia:


Hogsmeade y Hogwarts:

La primera zona del parque temático pottérico en ver la luz fue la de Hogsmeade, el pequeño pueblo que rodea al castillo de Hogwarts en la ficción. La escuela de magia y hechicería también ha sido erigida tras la reproducción de Hogsmeade, así como la casa de Hagrid o el sauce boxeador. ¿Querrías visitar Ollivanders, volar en Hipogrifo o probar la cerveza de mantequilla? Todo eso y mucho más es posible en Hogsmeade (¡cómo me gustaría haber ido allí!). Descúbrelo a continuación en la primera parte del reportaje: 


De compras por Hogsmeade:

La reproducción de Hogsmeade ha ido más allá de las casas falsas y la eterna nieve artificial. El pequeño pueblo incluye todas las pequeñas tiendas descritas en los libros de J.K.Rowling, donde los turistas vacían sus carteras adquiriendo toneladas de merchandishing, en su mayor parte exclusivo del parque temático.

La tienda "Dervish and Banges", pone a disposición del público todo tipo de merchandishing, incluido material relacionado con el quidditch, el deporte mágico que se juega sobre escobas. Quaffles, Snichs, Bludgers, Escobas, calderos, bolas recordadoras e incluso reproducciones de la Copa de los Tres magos. Por no olvidar camisetas y accesorios de las cuatro casas de Hogwarts.
Lo más curioso es la forma de simular que las escobas están volando :)



La siguiente de la lista es "Filch emporium of confiscated goods", que supuestamente comercializa todos los bienes confiscados por el conserje Filch a los alumnos de Hogwarts (aunque todos sabemos que son productos nuevecitos). Es la única tienda de Hogsmeade que no es descrita en los libros de Harry Potter, y sus artículos se podrían definir como merchandishing variado que no encaja precisamente en las tiendas originales. Hablamos de objetos icónicos de la saga como el ajedrez mágico, el mapa del merodeador, la espada de Gryffindor, peluches de Scabbers, Croockshanks y el hipogrifo, camisetas, tazas, bufandas, juegos de cartas...



A continuación llega la mítica tienda de dulces "Honeydukes", un establecimiento muy conocido por los fans de Harry Potter (y especialmente por Ron Weasley). Esta tienda fue ampliada recientemente, absorbiendo a la tiena de artículos de broma "Zonko" (que fue sustituída por la tienda de los hermanos Weasley en el Callejón Diagón). 
En esta tienda tan dulce es posible probar por unos pocos dólares las famosas grajeas de Bertie Bott's o las escurridizas ranas de chocolate, entre otros dulces de fantasía (¡varitas de chocolate!).


La tienda con más historia de todas, y sin duda la más reputada, es "Ollivanders" (fabricantes de las mejores varitas desde el 382 A.C.). La archifamosa tienda de varitas es una de las reproducciones más fieles de todas, y también la única tienda que se encuentra tanto en Hogsmeade como en el Callejón Diagón (ignoro si se trata de dos tiendas distintas, o de una sola que conecta con ambas zonas). Las caóticas estanterías repletas de miles de cajas con varitas cubren las paredes por completo y, como es tradición, es la varita quien escoge al mago. Puedes comprar reproducciones de las varitas de los protagonistas de "Harry Potter", o permitir que una varita te escoja a ti, a través de un complejo espectáculo con efectos especiales y música épica incluida...

Ollivander's

La última de las tiendas que visitar no es otra que la lechucería, la oficina de correos del mundo mágico. Lo más interesante del establecimiento no es sólo observar la reproducción de la lechucería en sí, sino adquirir peluches de lechuzas (por el momento no se venden especímenes de verdad...), sellos, alguna que otra varita, ¡y una gran variedad de merchandishing inspirado en nuestros plumíferos amigos! 



De restaurantes por Hogsmeade:

No solo de tiendas se vive en Hogsmeade. El pueblo también cuenta con dos restaurantes donde se sirven los manjares que todo potterhead siempre ha querido probar.

El primero de ellos es "The three broomsticks" (las tres escobas), donde se sirven platos tradicionales ingleses, tales como "Fish and Chips", "Cornish Pasties" o "Shepherd’s Pie".



Pero lo bueno viene de la mano de "Hog's Head Pub", el local que visitan Harry, Ron y Hermione, donde el visitante podrá probar la legendaria "cerveza de mantequilla", por no hablar de la "Cerveza de mantequilla congelada". También se venden artículos relacionados con la cerveza de mantequilla...
¿He dicho ya que el producto estrella del local es la cerveza de mantequilla?



De aventuras por Hogsmeade:

No olvidemos que "Universal Studios Orlando" es, ante todo, un parque de atracciones, y las sensaciones fuertes no podían faltar en "The wizarding world of Harry Potter". Tres de las atracciones del parque pottérico se sitúan en Hogsmeade. Os lo contamos todo a continuación:

"The forbidden journey" es la atracción que espera a aquellos que visiten el castillo de Hogwarts.
Los visitantes podrán deleitar su vista con el despacho de Dumbeldore, el invernadero de la escuela, el aula de defensa contra las artes oscuras, el gran comedor... ¡incluso presenciarán un partido de quidditch! La experiencia finaliza con un paseo sobre raíles por los subterráneos del castillo. Dragones, arañas y dementores están invitados...
¡Precaución! Los cuadros se mueven...



¿Quién no recuerda la prueba del dragón del torneo de los tres magos? "The dragon's challenge es el nombre de la montaña rusa ambientada en una de las escenas más señaladas de "Harry Potter y el cáliz de fuego".
Aquel que se aventure a montar en esta atracción, podrá escoger entre subir a lomos del "Bola de fuego chino" o del "Colacuerno húngaro". Y desde la atracción es posible divisar el Ford Anglia estrellado contra el sauce boxeador...



La última de las atracciones es de nuevo una montaña rusa bautizada como "El vuelo del hipogrifo", inspirada sin duda alguna en "Buckbeack". Como os imaginaréis, las vagonetas adoptan la forma de un hipogrifo, y la atracción está situada cerca de la casa de Hagrid, y una estatua en movimiento de su hipogrifo...



Aún queda mucho por contar, y esto no acaba aquí. 
¡Pronto volveremos con la segunda parte del reportaje!

¿Soy el único que se muere por ir allí?

2 comentarios :

  1. Por lo menos somos dos los que se mueren por ir!!! Me encanta ese mundo, aunque aun no he encontrado las fuerzas para leer los libros (el ansia por ese mundo me la metieron entre mi hermano y alguna amiga xD), a ver si me animo pronto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otra como yo! A mí también me costó mucho empezar. Los libros estaban ahí, yo me moría de ganas por leerlos y aún así me resistía... (el inexplicable comportamiento del ser humano). Hasta que me sentí tan mal conmigo mismo que tuve que leer la saga y... ¡el resultado fue fantástico! ¡Te animo a que hagas lo mismo!

      Yo, por el momento, me apunto este parque temático como uno de los lugares a los que he de ir antes de morir...

      Eliminar

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!