12/10/14

Clásicos: Romeo y Julieta

He aquí la reseña de...
La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta


¡Bienvenidos a mi primera reseña de un clásico del teatro universal! Por primera vez desde la creación de este blog reseñaré una obra de teatro, en forma de guión (no interpretada). ¿Y qué mejor forma de empezar que con una obra del prestigioso dramaturgo William Shakespeare?

Estamos hablando de Romeo y Julieta, una de sus creaciones más destacadas, que a día de hoy ha sido trasladada a todos los ámbitos audiovisuales (el cine, la novela, el manga... y por supuesto el teatro). 
La edición que he leído contiene la tragedia en verso tal y como fue escrita por William Shakespeare (repudio las adaptaciones, la forma más simple de aberrar una obra maestra).

Como era de esperar, puedo asegurar que las historias románticas del siglo XVI no tienen nada que envidiar a las actuales... Pero no adelantemos acontecimientos:


Romeo y Julieta.
Autor: William Shakespeare.
Editorial: múltiples editoriales (como todo buen clásico)

Sinopsis: hace ya varios siglos, en la ciudad italiana de Verona, acontecieron los sucesos que en esta obra se relatan. Dos nobles familias, Montesco y Capuleto, ostentan puestos de prestigio en la ciudad, pero el destino ha convenido  que ambas estén enemistadas. Por un lado, el apuesto heredero de los Montesco, Romeo, ha sido víctima del amor no correspondido, y su corazón herido busca consuelo. Asimismo, Julieta, la dama heredera de los Capuleto, está a las puertas de cumplir 14 años, y de ser unida en matrimonio con el príncipe Paris. Sin embargo, un inesperado giro de los acontecimientos hará que los dos jóvenes se conozcan fortuitamente durante un baile de máscaras, desconociendo la identidad del otro. Para cuando la descubran, será demasiado tarde para negar sus sentimientos, y comenzará la lucha por el amor prohibido.


Opinión personal: Es la primera vez que leo una obra de teatro como tal, y, en un principio pensé que empezar con una del siglo XVI podría ser un tanto precipitado. Una vez más, me alegro de estar equivocado. Ha superado mis expectativas con creces, y me ha hecho recordar por qué amo el teatro.

He leído muchos clásicos en mi vida, pero ninguno que me haya atrapado tanto como este. Verdaderamente lamento que se lea tan poco teatro en nuestra sociedad, y que su calidad haya mermado frente a la época dorada de la interpretación. Si todos los guiones de Shakespeare son así, entiendo que se le considere un maestro dramaturgo.

Romeo y Julieta posee una trama romántica potente, que haría palidecer hasta a TFIOS, y que, a pesar de lo rídiculo de la situación a la que los protagonistas se enfrentan, y la elaboración de sus diálogos, no resulta en ningún momento tan cursi y meloso como las novelas románticas actuales.



La obra de Romeo y Julieta tiene gancho, y mucho. Contra todo pronóstico, abrí el libro y leí de un tirón la obra de teatro al completo sin hacer pausas ni para merendar (es cierto, no es muy larga, pero aún así...).
Durante toda la lectura, en el gigantesco teatro que es mi cabeza se representó esta tragedia para un solo espectador (yo mismo), ¡efectos sonoros y lumínicos incluídos! Me encantaría verla interpretada...



Los diálogos de los actores son sencillamente perfectos, ricos y profundos, ¡como a mí me gusta! La lectura de este texto es un aluvión constante metáforas y juegos de palabras de todo tipo, realmente ingeniosos. He disfrutado mucho de la historia, y el lenguaje antiguo no ha sido en ningún momento un obstáculo para su comprensión (quizás porque se trata de una traducción pero, repito, NO es una adaptación).


Los personajes son, ya de por sí tan profundos y expresivos, que el texto se caracteriza por la ausencia (casi) total de acotaciones.

Cada uno de los personajes está perfectamente construido, con una personalidad muy definida, sin salirse en ningún momento de la tónica y ritmo del texto. 





La historia es, por si sola, bastante sencilla, pero la riqueza de los diálogos son suficientes para embellecerla. Por desgracia, el conocer la obra de antemano no juega a mi favor, pues obviamente ya sabía que los protagonistas iban a... compartir lecho de muerte, pero la calidad de la obra compensa el spoiler sistemático, un problema común en los clásicos en general.

Puestos a llegar a lo más hondo de la obra, cabe destacar la ridiculez de la situación. El propio título original del guión; "La muy excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta", evidencia el trato que el propio autor le da a la aventura romántica de los protagonistas, que no deja de ser como todas las relaciones entre jóvenes, impulsivas y sin reflexión previa, y que en algunos casos pueden llegar a extremos insospechados... ¿Realmente te casarías con alguien con el que apenas has intercambiado un par de palabras?



Y, por supuesto, como toda tragedia, ha de acabar... en tragedia. No sabría decir si el resultado final es redondo o no, pero más imperfecto habría sido si todo hubiera salido "a la perfección", y este romance se hubiera convertido en uno entre tantos otros. Realmente, el desenlace y el suicidio de la pareja no me ha cogido por sorpresa, así que no sabría decir si ha calado en mí como debería. Simplemente, conocía con detalle todo lo que iba a suceder, y así ha sido. Tan sencillo como eso.

He llegado a la conclusión, de que mi cuerpo me pide más teatro clásico...

Valoración: 9,62

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!