6/10/14

¿Sabías qué...? El cerebro y su preferencia por el papel

La ciencia confirma nuestras teorías:
Demostrado: nuestro cerebro prefiere el papel.


Papel VS Digital, la eterna batalla. Hemos tratado ese tema incontables ocasiones en el blog, pero casi siempre desde un punto de vista subjetivo. Hoy compartiremos con vosotros la explicación científica y psicológica de por qué nuestro cerebro demanda la lectura en formato físico, tal y como lo detalla un artículo de la revista "Scientific American".


Los investigadores han demostrado lo que era un secreto a voces, ya conocido por todos los lectores: preferimos el papel, y es culpa de nuestro cerebro.
Ya es sabido que en formato digital nos cuesta más leer, y, como determinó un estudio reciente, retenemos menos información. Pero existen muchas más causas que desembocan en que rechacemos los píxeles.



Tal y como podéis ver en la infografía de la parte superior, a nuestro cerebro le gusta la distribución del texto en la página: puntos de referencia a la hora de leer, y también el hecho de pasar las páginas físicamente y poder establecer comparaciones entre ellas. Otro problema de sobra conocido son las propias pantallas, nocivas para la vista (lo cual se puede solucionar empleando tinta electrónica), y, lo más interesante de todo, tal y como os contamos en otra ocasión, el sentir las páginas apilándose a un lado u otro del libro, nos hace ser más conscientes del progreso de lectura, y del orden en el que tienen lugar los sucesos de una novela. 


Pero existen más razones por las que nuestro cerebro, inconscientemente, demanda el contacto con el papel.
A la hora de aprender a leer, hay que tener otros factores en cuenta. Nuestro cerebro aprende las letras mediante la coordinación vista-tacto, (exacto, no es suficiente con ver las letras, hemos de tocarlas), y el contacto físico no es posible en una tablet o E-reader. Los procesos táctiles son muy importantes en este tipo de aprendizaje, ¿quién no utilizaba el dedo para seguir la lectura cuando empezó a leer?
 (En realidad... no era una práctica muy habitual para mí, francamente..., pero la teoría científica es esa).


A continuación viene lo más interesante: nuestro cerebro forma un mapa mental de una historia cuando leemos. En este momento es donde hacen acto de presencia los "puntos de referencia" de los que antes hablábamos. Para nuestro cerebro es más sencillo elaborar un mapa a partir de un libro físico, guiándonos por la división en dos páginas del texto, y ocho esquinas a través de las cuales orientarse, y el hecho de pasar las páginas es equivalente a llevar un registro de la lectura.

Concluimos entonces, que la percepción de un mismo texto a través de nuestros sentidos varía dependiendo del soporte de lectura y, por el momento, el papel prevalece en nuestros corazones... ¡y sobre todo en nuestros cerebros!

4 comentarios :

  1. Respuestas
    1. ¡Y tanto! Nuestro cerebro nos controla... ¡Pero todo está en nuestra cabeza!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho esta entrada, la verdad que ha sido muy interesante :) siempre he tirado más por el formato en papel, pero en muchas ocasiones cuando se trata de ejemplares muy pesados (como pasa con Canción de hielo y fuego), me gusta leer el papel en casa y en formato digital por la calle que pesa menos el bolso jeje.

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a primera vista existen muchas más ventajas que desventajas en el libro digital pero... yo ya he comprobado en varias ocasiones que no es así. Hay muchos más factores negativos de lo que parece...

      Eliminar

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!