20/11/14

Evaluando apps: El despertar de Panem



Cover art

Los Juegos del Hambre llegan a nuestros disporitivos móviles  a modo de Juego de Rol:

Hoy evaluamos El Despertar de Panem



Hace una semana se lanzaba en todo el mundo a través de las plataformas móviles IOS y Android (App Store y Google Play) la aplicación "Panem Rising", un juego oficial inspirado en la adaptación cinematográfica de "Sinsajo: Parte 1", que llega a nuestro país traducido a un perfecto castellano bajo el título "El despertar de Panem". Nosotros ya hemos probado la aplicación, desarrollada por Kabam y totalmente gratuita, y a continuación os ofreceremos un extenso análisis de la misma. Pero antes... ¡Dentro tráiler!



Lionsgate ha encargado a la desarrolladora de juegos móviles Kabam la creación de este singular juego de cartas y combates por turnos inspirado en la película pero, para ser sincero, se han quedado a medio camino entre un juego casual y un RPG, con la intención de aprovechar el éxito del blockbuster en taquilla y recaudar un poco más con sus ridículos micropagos (o compras in-app).


Captura de pantalla del iPhone 2

Durante el juego, hemos de recorrer, explorar y conquistar los distritos, reclutando rebeldes (cartas) para formar nuestro pelotón de combate, fusionando y mejorando las estadísticas de los reclutas para aumentar su poder y combatir en batallas por turnos estilo RPG contra los agentes del capitolio o incluso otros jugadores.


A priori puede parecer llamativo, pero la originalidad en este juego brilla por su ausencia. Kabam ha reproducido exactamente uno de sus juegos de cartas con la temática distópica de Sinsajo, pero le falta frescura e innnovación. Salta a la vista que no han invertido mucho tiempo o dinero en una juego tan simple como tedioso, que procedemos a desgranar a continuación.

Argumentalmente, sigue bastante la línea de Sinsajo, y el recorrido se adapta bien a la historia. Aunque quizás se echaba de menos algo más de profundidad a la hora de narrar, y en los diálogos entre personajes (prácticamente inexistentes) es de esperar en un juego de este tipo.








Pero por muy buena que pudiera llegar a ser la jugabilidad (que analizaré más adelante), la primera impresión del jugador es bastante confusa, debido a una interfaz caótica y una navegación entre menús y sistemas de recolección de cartas espantoso. Teniendo en cuenta que la vida media de un juego de este tipo es muy corta, impedir al jugador que se desenvuelva con facilidad en el juego es un grave error.


Captura de pantalla del iPhone 4

El juego en sí consta de tres partes; la exploración, la gestión de los guerreros y los combates. La primera parte es esencial para reunir cartas y mejorar a los jugadores, peor igualmente la encuentro ridícula. El juego dispone ante ti un mapa, conformado por varios distritos que se desbloquean a medida que avanza el juego. Cada uno de ellos está compuesto por varios escenarios, que tendrás que explorar gastando energía. Cada vez que pulsas el botón de explorar, se rellena parcialmente un medidor que indica cuánto falta para pasar al siguiente escenario, y cuando este se llene por completo te enfrentarás a un enemigo. El escenario es una imagen estática que no varía, y es un proceso totalmente pasivo y lento. Pulsas un botón y mágicamente consigues monedas y avanzas, repitiendo el monótono proceso hasta llegar a algún lado. 

Por otra parte la mejora y construcción de tu pelotón tampoco está demasiado pulida, y aunque se puedan formar combos combinando ciertos tipos de guerreros, no resultan del todo útiles a la hora de combatir.






Y ahora llega el punto álgido del proceso; los combates. Has estado mejorando tu pelotón y adquiriendo nuevos guerreros con las monedas obtenidas, gastando energía para avanzar y pulsando botones sinsentido hasta la saciedad, y cuando por fin te encuentras con un enemigo programado por el juego... descubres que es un proceso totalmente automático y arbitrario. Lo que se promociona como combates por turnos estilo RPG (Juego de Rol) es un proceso que no requiere en ningún momento la interacción del jugador. Tus cartas y las del enemigo se disponen en la pantalla, y comienzan a atacarse mutuamente por turnos de forma aleatoria sin seguir ningún patrón aparente, eliminando toda posibilidad de estrategia y utilización óptima de los combos resultantes de la correcta combinación de cartas. La gota que colmó el vaso.

Panem Rising es un juego que juega solo, intentando emular un juego de rol pero adaptando la partida a los jugadores novatos... de modo que no haya que hacer absolutamente nada. De hecho tras unos cuantos combates acabas acostumbrándote a pulsar el botón de saltar combate, de modo que el resultado aparece directamente en pantalla sin ejecutar la animación. 
Definitivamente el juego no me acaba de convencer ni como lector ni como cinéfilo, y menos aún como gamer, con una jugabilidad desastrosa (o, más bien, nula, pues el factor "juego" no está por ninguna parte).


Lo único que me ha llamado la atención es el diseño de las cartas y la selección de los personajes utilizados, así como las equilibradas estadísticas entre ambos. Pero no llega a mucho más.

Otro aspecto que me ha desconcertado es la inclusión de un chat, presente en muchos de los menús, a través del cual puede hablar cualquier persona que haya caído en el mismo servidor que tú. Algo completamente absurdo, teniendo en cuenta que cientos de personas escriben simultáneamente (no hay humano capaz de leer 132 mensajes por segundo) sin llegar a producirse ningún tipo de comunicación (gracias a dios, de ser útil quizás habría sido peor).
Y el modo on-line está de más. Hay que pagar un pase especial (por el que probablemente tengas que pagar dinero real, aunque hoy no tocaré el tema de los abusivos micropagos porque me ennerva), para jugar contra un jugador aleatorio de una forma tan simple y automatizada como si lo hicieras contra la máquina. 



Si esperabais un juego  de rol grandioso como Heartstone o Magic, siento ser quien destruya vuestra ilusión. Si, sin embargo, buscabais una app entretenida con buenos guiños a la película... siento decepcionaros igualmente. El despertar de Panem no da la talla en ninguna de sus facetas: gráfica, sociable o jugable, y se hace tedioso a los cinco minutos de comenzar la partida. 
Mirémoslo por el lado positivo, me ahorraré unos pocos megas de espacio de almacenamiento en mi dispositivo, y me libraré de las molestas notificaciones con las que me bombardeaba constantemente... (¡Ya sé que los ciudadanos de Panem reclaman mi liderazgo!) ¡Si es que al final son todo ventajas!

He aquí las declaraciones al respecto de una de las jugadoras:

"Como no optimicéis el juego en cuanto haya una posibilidad, tendréis que buscaros otro Sinsajo"
Katniss Everdeen


Evaluación:

Cuando Lionsgate abra los ojos y se de cuenta de que los fans realmente quieren un Hunger Games decente para consolas, probablemente moverán dinero en el negocio de los videojuegos. Hasta entonces todo se quedará en aplicaciones sencilla y meramente anecdóticas.

2 comentarios :

  1. seria bueno una guía de los objetos que se encuentran explorando los distritos, hay objetos que aparecen explorando y no logro reconocerlos ni encontrar donde se recolectan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta reseña es de la primera versión de la aplicación, y no sé si habrán corregido algunos errores mediante actualizaciones, pero la confusión de los menús siempre fue su mayor pecado...

      Eliminar

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!