30/3/15

¡Regresa Next-Gen! Capítulos 12-13



 ¿Recordáis este banner? ¿Recordáis este relato? ¡Regresa Next-Gen,  mi relato inspirado en el mundo de los videojuegos!
 ¿Cuánto tiempo hace que no publico el nuevo capítulo? ¿Un mes y medio? Ninguna excusa me salva de esta... Con la última actualización de Next-Gen, anuncié oficialmente que paralizaría durante unas semanas la publicación de los nuevos capítulos debido a mis exámenes finales, pero la pausa se prolongó más de lo debido por la gestión de una serie de entrevistas, eventos, la preparación del tráiler del segundo aniversario... En fin, que no tengo excusa. Mil disculpas, y espero que disfrutéis de los nuevos capítulos de mi relato. Desde hoy se retoma la publicación con normalidad.

 ¿Que no conocéis Next-Gen? Ningún problema. Se trata de un relato que publico periódicamente en el blog; concretamente una nueva entrega cada dos semanas. Hoy es el turno de los capítulos doce y trece, aunque el documento adjunto incluye también todas las entregas previas, por si os habíais perdido alguna...

Una vez más os insto a que me hagáis llegar vuestras opiniones y sugerencias a través de los comentarios, y a que lo compartáis en vuestras redes sociales, o simplemente con vuestros amigos, si os ha gustado. Os recuerdo que los documentos que inserto en el blog no son compatibles con dispositivos móviles, y debéis leerlos a través de un ordenador. Disculpad las molestias:


Continuará...

La curiosidad del día; mi inspiración como jugador...

 El hecho de que la historia de Next-Gen transcurra a caballo entre un videojuego y la vida real es tan solo un recurso para aportar frescura y diversidad a la fórmula, y realmente lo que ocurre en el interior de dicho videojuego no se corresponde con ningún videojuego real, y probablemente sería muy difícil de poner en práctica. No obstante, yo soy jugador habitual, y como tal hay una amplio catálogo de juegos que han influenciado mi forma de concebir este universo, y hoy quería salirme un poco de la temática habitual, y hablaros precisamente de eso; de mi experiencia como jugador.

 Soy esencialmente Nintendero, y nunca he poseído ninguna consola que no sea de Nintendo. Estoy firmemente convencido de que las posibilidades que ofrecen sus juegos son únicas, primando la jugabilidad y experiencia de juego sobre cualquier otro factor. Desde que tengo memoria soy un gran fan de "The Legend of Zelda", la saga de videojuegos más épica que se haya creado jamás, y probablemente mi mayor inspiración a la hora de escribir este relato (por poco que se parezcan). A día de hoy he jugado a unos doce juegos de la saga, y espero con avidez el próximo (retrasado a 2016 :( ). La saga de Zelda ofrece una experiencia única y distinta con cada juego, y eso es lo que más me gusta de ella, además de tener una Banda Sonora magistral (la única con su propia orquesta). De hecho, si pincháis aquí podréis acceder a mi reseña de "Hyrule Historia", la enciclopedia sobre esta brillante saga.

 Aunque no solo de Zelda me alimento, por supuesto disfruto también con cualquier juego de la franquicia de Mario (especialmente los Galaxy), y últimamente el Smash bros absorbe todo mi tiempo (y el Majora's Mask, claro). No nos olvidemos tampoco del Profesor Layton y su fiel ayudante Luke. ¿Qué aguardo del futuro próximo? ¡Splatoon! Y Star Fox, y Zelda... ¡Y más amiibos! (y, puestos a pedir, Galaxy 3).

 Y después de este tremendo rollo que más de uno habrá omitido, me despido. Os espero dentro de dos semanas con más y mejor. Quedan apenas tres entregas (unos seis capítulos) para el final de Next-Gen, y cualquier cosa puede pasar...

Se acerca el fin...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!