13/9/15

Harry Potter y la Orden del Fénix / y el misterio del príncipe

¡Hoy tenemos reseña doble!


 ¿Que no teníais suficiente Harry Potter esta semana? ¡Tranquilos, que tengo material para dar y tomar! (apréciese el sarcasmo). Hace aproximadamente un año que publiqué la reseña de los cuatro primeros libros de la saga de un tirón, para después tomarme un descanso de un par de meses antes de leer la segunda mitad de la saga.... digamos que el tiempo es voluble y ese par de meses se dilataron hasta convertirse en poco más de un año (lo sé, merezco la muerte, primero tardo catorce años en leer Harry Potter y después dejo una se mis sagas favoritas apartada durante un año.... soy lo peor). Pero este verano, con fuerzas renovadas, he decidido leer las tres novelas restantes y traeros su reseña, así como la de su versión cinematográfica (todo a su tiempo...). 

 Hoy (re)comienzo fuerte con una reseña doble del quinto y sexto tomo de la saga, que espero que haga que un año de espera haya merecido la pena. Aunque mi ejemplar es de la edición antigua, para la entrada he utilizado la cubierta de la nueva edición, para que sea fácilmente reconocible para aquellos que aún no os hayáis aventurado con la saga. 


Harry Potter #5; y la orden del Fénix
Autora: J.K.Rowling
Editorial: Salamandra

Harry Potter y la Orden del FénixSinopsis: tras escapar una vez más de las garras de El que no debe ser nombrado Harry se dispone a cursar un año más en Hogwarts. El mundo mágico está dividido; por un lado, la prensa y el Ministerio de Magia niegan rotundamente el regreso de Voldemort, y desconfían del criterio de Dumbledore y de el niño que vivió, y por otro hay quien cree que el peligro es real. En contraposición a las calumnias del Ministerio, la Orden del Fénix reúne a un selecto y variopinto grupo de valientes que luchan junto a Dumbledore para proteger a Harry y encontrar la forma de derrotar a su enemigo, que parece andar detrás de un arma de inmenso poder.                                                                                                                          Cuando el Ministerio se inmiscuye en Hogwarts, nombrando a la insufrible Dolores Umbridge profesora de Defensa contra las Artes Oscuras, Harry y sus amigos deciden tomar medidas formando un grupo clandestino denominado "Ejército de Dumbledore", y enseñando a sus compañeros a defenderse del peligro. Sin embargo, la mayor amenaza no se encuentra en el exterior, sino en el propio Harry y su sobrenatural conexión con el Señor Tenebroso...

Harry Potter #6: y el misterio del príncipe
Autora: J.K.Rowling
Editorial: Salamandra

Harry Potter y el misterio del príncipeSinopsis: el regreso de Voldemort es ahora innegable, y el mundo mágico está sumido en el caos. Un nuevo curso en Hogwarts comienza, pero el ambiente es ahora más hostil que nunca. Con la ayuda de Dumbledore, Harry se sumergirá en el pasado de Voldemort para hallar un modo de poner fin a sus planes y cumplir los designios de la profecía: "Uno de los dos debe morir a manos del otro, pues ninguno de los dos podrá vivir mientras el otro siga con vida". Y por si Harry no estuviera ya suficientemente confuso, el amor entra en su vida, y esta vez para quedarse.                                                                                                                                                                                                        Como nuestro protagonista no aprendió la lección tras lo ocurrido con el diario de Tom Ryddle en la cámara de los secretos, esta vez conocerá a un peculiar personaje que se autodenomina "El príncipe mestizo" a través de un viejo libro de texto. Este será solo uno más de los misterios que se presentan en la relativa seguridad de Hogwarts, que parece insuficiente cuando el enemigo podría estar escondido entre sus muros.

 Opinión personal: si algo ha demostrado Harry Potter en cada entrega, y especialmente con estas dos, es su capacidad para crecer. Crecer argumentalmente hablando, y crecer con el lector (obviamente no conmigo, sino con el lector original que leyó las novelas con intervalos de uno o dos años... vosotros ya me entendéis), pero manteniendo el aspecto mágico y entrañable que seguimos apreciando en cada página de los escritos de J.K.Rowling, y que convierten la saga en el inconfundible y personal fenómeno que es hoy en día.

New minimalist posters! Harry Potter lives on. :D  Y no solo de crecimiento va la cosa. Por quinta y sexta vez, la saga ha resultado ser tremendamente adictiva, y ahora más que nunca (especialmente con el príncipe mestizo). A través de nuevos y variados conflictos en cada entrega es como J.K.Rowling ha conseguido mantener viva la saga, y precisamente la variedad en los planteamientos es lo que la hace más completa.                                                       Sin ir más lejos, comencemos por el quinto libro. No parece que haya un objetivo claro mucho más allá de la rebeldía de Harry y sus pormenores amorosos. Simplemente pasan cosas, y no se alcanza a ver a dónde van hasta que el final se te echa encima. Pero aun sin dirigirse a un punto concreto, la trama es completa y conecta con el lector, y la prueba de ello es que tiene el honor de ser el libro más largo de la saga.

 Y ¡vaya si conecta con el lector! Eso sí, no con cualquiera, sino especialmente con el target de esta novela, el joven lector (como yo). El culpable de ello es probablemente un nudo con el que nos sentimos identificados más que nunca. Cuando se trata de derrotar a genios del mal es comprensible que no lleguemos a ponernos en la piel del protagonista, pero cuando los problemas no salen del colegio, y el punto de mira se pone en la igualdad y el poder de los medios camuflados con maestría en un mundo de ficción...


 ¿El gobierno interfiriendo de forma inadecuada en la educación? (Qué casualidad...) Tras todos estos años sigue tratando un tema de actualidad... Y la forma de representar ese hecho no podía haber despertado una aversión más profunda en el lector: Dolores Umbridge (si es que tiene nombre de mala persona). Cuando la autora declaraba que se había basado en una de sus profesoras para crear al personaje, apostaría a que estaba siendo completamente sincera, porque la construcción del personaje es espectacularmente odioso, tanto como ese/a profesor/a que tu sabes... Y por ello la rebeldía de Harry, no solo causada por el hecho de ser un adolescente, causa empatía (la diferencia es que nosotros no podemos crear un ejército para combatir la tiranía del profesor odiado. Esto de ser muggle es un asco).

New minimalist posters! Harry Potter lives on. :D Ahora bien, la gran longitud del libro no se consigue solamente con una trama profundamente desarrollada que conecta con el lecto, sino también con lo que, a mi parecer, son demasiados circunloquios. Sé que quizás me vea influido por el hecho de haber visto antes la versión cinematográfica, realmente recortada, pero esto no suele hacer que juzge los detalles como innecesarios, sino que tiende a hacer que los aprecie más.                                                                                                          Por último, el desenlace tiene un desarrollo (por qué no decirlo) emocionante, pero resulta, hasta cierto punto, inconcluyente. Como si ese final desdibujado al que conducían los sucesos previos siguiera igualmente difuso una vez pasado. Entiendo el pretexto que lleva a esa situación pero no su propósito, y me pregunto: ¿realmente ha aportado algo significativo?

 A diferencia de ello, el sexto libro demuestra un agudo ingenio a la hora de preparar el terreno para el grandioso final que sé que será Las reliquias de la muerte. Diría que se sitúa como mi libro favorito de la saga hasta el momento, con permiso de El prisionero de Azkaban.                                                            Si hay un detalle en común que me ha cautivado en ambos libros es el propio Harry, al que encuentro un personaje mucho más interesante que la plana versión retratada en pantalla, con mayor desarrollo que me ha llevado a odiarle más que a Voldemort (quizás esté exagerando un poco) en algunos capítulos de la orden del fénix. Y hablando de personajes adoro el del sabio de Dumbledore, pero especialmente el de Minerva McGonagall, que representa todo lo opuesto a Umbridge, y en consecuencia es la profesora que todos querríamos tener.


 El añadido de los hechizos no verbales o los exámenes de aparición na hace más que resaltar cuan inteligente es el mundo en el que se desarrolla la historia.  Y esto me lleva a otra reflexión que llevo guardada desde el primer libro. Más allá de lo bien o mal que se desarrolle la trama y de lo buena o mala que sea la narración, la construcción de la sociedad mágica en sí misma es brillante. Es curioso como ha conseguido reunir y enlazar los elementos icónicos de los magos y brujas de los clásicos cuentos de hadas y convertirlos de forma realmente inteligente en un complejo universo, algo que se pone de manifiesto en cada novela (y me refiero al uso de varitas mágica, escobas, calderos y pociones, sapos, ratas y lechuzas, las apariciones y los hechizos...). También me gusta especialmente como se aprovechan los recursos introducidos en entregas previas, aunque sé que este aspecto se acentuará en la última parte que aguardo con fervor... (no tendréis que esperar demasiado para la reseña).

Citas:

De cada uno de los libros extraigo una gran cita, que como no podía ser de otro modo pertenecen a Albus Wulfric Percival Brian Dumbledore. Gran mago, mejor persona.

"Los jóvenes no pueden saber cómo piensan ni cómo sienten los ancianos, pero los ancianos cometemos un error si olvidamos que significa ser joven"

"Es más fácil perdonar a los demás por haberse equivocado que por tener razón"


Nota: 9,3 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!