22/11/15

Reflexiones: objetividad vs personalidad


  La sección de reflexiones es mi mejor recurso a la hora de tratar aquellos temas que me rondan por la cabeza (y creedme, hay muchas cosas pujando aquí dentro por ser las siguientes), pero el tema sobre el que hoy me gustaría reflexionar no es otro que la objetividad. Últimamente, mirando a mi propio trabajo, me he dado cuenta de que los textos que publico en el blog son cada vez más subjetivos, y me he preguntado, ¿es eso bueno? ¿Cuál es el correcto equilibrio de la objetividad y la personalidad a la hora de llevar un blog literario? ¿Qué es realmente la objetividad? Ha llegado el momento de responder a todas esas preguntas:

Persiguiendo una información veraz:
 Como informador, creo que siempre has de tener claro cual es tu grado de implicación en la información que estás transmitiendo, y hasta qué punto la objetividad es algo conveniente. En el caso del periodismo, por ejemplo, siempre se habla de la relativa y dudosa objetividad de los medios. En ese caso me parece lógico que se intente buscar un punto de vista imparcial (aunque, como explico más adelante, no lo considero posible) pero, ¿qué ocurre con una reseña literaria? ¿Y con el análisis de una película?

 Cuando no estamos de acuerdo con la opinión de alguien, tendemos a alegar que no ha sido objetivo, pero ¿realmente es eso lo que queremos? ¿Buscamos un análisis objetivo? Personalmente, estoy cansado de leer decenas de críticas de una misma película en diferentes webs y encontrarme con textos casi clónicos. Os voy a contar un secreto: la objetividad es aburrida. La "gracia" de un análisis o reseña es que tenga personalidad, identidad, marca de la casa. Existen miles de blogs literarios en la red. ¿Por qué recurrís al mío? ¿Para leer lo que podéis leer en cualquier otra parte? El dejar un poco de mí en todo lo que hago es lo que me hace diferente y, por lo tanto (y corregidme si me equivoco), lo que hace que mi contenido guste a mis lectores.



El mito de la objetividad:
 ¿Qué es la objetividad? Para responder a esta cuestión, ¿quién mejor que nuestra respetable amiga RAE? Según la Real Academia, lo "objetivo" es aquello perteneciente o relativo al objeto en sí mismo, con independencia de la propia manera de pensar o de sentir.
 Vaya, si todos los textos fueran así, todo sería muy aburrido; todo sería igual. De hecho, la otra definición del término es desinteresado, desapasionado, lo cual define a la perfección mi concepción de la objetividad. Si mis críticas literarias comienzan por el encabezado "opinión personal" es por algo, y ese algo implica pasión por lo que hago.

 Cada vez que redactas un texto dejas tu huella en él, lo quieras o no. Es algo inherente al estilo de cada informador, y no podemos evitarlo. Supongamos, por un momento, que se pudiera ser totalmente imparcial y dejar a un lado tu opinión personal sobre la obra a evaluar. ¿Cuál sería el procedimiento correcto? ¿En qué estándares debes basarte para juzgar de forma objetiva? Posiblemente, en la opinión más comunmente aceptada en lugar de la propia, que no por más común es más imparcial. Llegamos entonces a la conclusión de que la objetividad es un concepto tan vago, que se podría decir que es subjetivo. 


 Paradójicamente, un texto con una gran implicación personal es fácilmente reconocible, y por lo tanto no se puede negar que sea subjetivo. Eso convierte a la subjetividad en algo objetivamente identificable, en contraposición a la objetividad, que es un concepto muy subjetivo. ¿Entendéis a dónde quiero llegar? La objetividad no existe.



Objetividad VS Justicia:
 En el fondo, todo es un error de concepto. Lo que uno ha de ser no es objetivo, sino justo. No debes permitir que tu opinión te impida ver más allá y comprender otros puntos de vista, pero el propósito de blog como este es crear un entorno subjetivo, donde poder formar una comunidad de lectores con gustos similares.

 La objetividad no nos gusta porque somos artistas. ¿Qué hay más íntimo, personal y subjetivo que el arte? Si la creación se basa en lo personal ¿Por qué no debería serlo su evaluación? No limitemos nuestra creatividad ciñéndonos a estándares preestablecidos por otros basándose en su propia opinión. 

Ingredientes de este artículo: 0% objetividad. 100%Subjetividad.

 Sentíos libres de expresar vuestra opinión a través de los comentarios tanto si coincide como si difiere con la mía. Del mismo modo os animo a compartirlo si os ha gustado, ¡y nunca olvidéis poner un poco de vuestra personalidad en todo lo que hagáis!

2 comentarios :

  1. Pablo el orador jejeje...;) Antes no me habia planteado mucho esta cuestion de subjetividad vs objetividad, pero estoy muy de acuerdo contigo. Las opiniones son lo que le da color al mundo.
    Muy buen articulo, aparte de por el tema que trata por como esta redactado. Sigue escribiendo asi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me veo con ese título... ¡Y agradezco muchísimo tu opinión! Me gustan estos comentarios tan subjetivos :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!