13/1/16

El Gran Libro de los Personajes de Harry Potter

Así se dio vida a los personajes de Harry Potter en la gran pantalla:

 La tercera de las enciclopedias Pottéricas de Jody Revenson, El Gran Libro de los Personajes de Harry Potter, ha caído en mis manos estas navidades, tras ser publicada el pasado mes de noviembre por Norma Editorial, y no podía desaprovechar una nueva oportunidad para traeros mi opinión acerca de estas joyas llenas de secretos sobre el rodaje de las ocho películas de una de las mayores sagas literarias y cinematográficas de todos los tiempos: Harry Potter.

 Esta vez no son criaturas mágicas (reseña del primer volumen aquí) o escenarios (reseña del segundo volumen aquí) lo que se nos muestra, sino el proceso de construcción de todos los personajes que vimos en pantalla, enfocada desde todos los ángulos posibles; vestuario, atrezzo, interpretación e información de todo tipo acompañada de fotografías inéditas y arte conceptual en un mágico viaje de la mano de Jody Revenson y el reparto de una saga de leyenda. Cabe destacar la habitual inclusión de una serie de suplementos para hacer aún más atractiva tan magnífica edición, como es un libreto con diseños de las máscaras de los mortífagos y sendos pósters de los miembros de la Orden del Fénix y los subordinados de Voldemort.

¡Accio tráiler!


El Gran Libro de los Personajes de Harry Potter
Autora: Jody Revenson
Editorial: Norma Editorial
Páginas: 208

Sinopsis oficial: Desde Harry, Ron y Hermione a Dumbledore, Hagrid y los mortífatos de Lord Voldemort, las películas de Harry Potter están llenas de personajes extraordinarios, tanto encantadores como temibles. El gran libro de los personajes de Harry Potter ofrece una fascinante mirado al desarrollo creativo que permitió dar vida a todos los personajes de este mundo mágico en todos sus aspectos: vestuario, maquillaje, efectos especiales y atrezo. Los perfiles detallados de cada personaje incluyen comentarios de los actores, arte conceptual inédito, fotografías de rodaje y otros secretos extraídos de los archivos de la Warner Bros. También incluye dos pósters con los miembros de La Orden del Fénix y los mortífagos.


Opinión personal:
 Como potterhead a la par que amante de la producción cinematográfica no puedo evitar encontrar cautivadoras cada una de estas enciclopedias, sólo aptas para los más frikis de la saga. Como alguien que ha crecido viendo las películas de la saga antes incluso de leer los libros (lo sé, soy detestable) resulta muy enriquecedor vivir a través de las páginas lo que en su día se vivió en el set de rodaje. Encuentro cada mínimo detalle descrito sumamente interesante hasta el punto en que podrían elaborar una enciclopedia tratando exclusivamente el menú del equipo a lo largo de la producción y yo lo encontraría fascinante de todos modos. Eso es lo que me inspira cada uno de los tomos de esta serie; una profunda fascinación.

Construyendo la imagen de una leyenda:
 A estas alturas no repetiré que estas enciclopedias evidencian el trabajo y el mimo tras cada mínimo detalle, ni la forma en la que representan una puerta al mundo del cine para futuros profesionales del medio. Os habréis cansado de leer eso a lo largo de mis reseñas. Lo que sí destacaré es bien que se comunica -y se ilustra- una vez más el proceso de creación y toda la precisión con la que se hace. Todos los personajes de la saga sin excepción (con la salvedad de los extras, claro está) tienen su hueco entre estas páginas.


 Principales, secundarios e incluso apariciones casi anecdóticas, no han olvidado a nadie. Y no sólo impresiona el gran despliegue de personajes, sino la cantidad de vestuarios que cada uno de ellos lució a lo largo de todas las películas de la saga, dedicando secciones específicas a escenas tan concretas como el baile de navidad de El Cáliz de Fuego que supusieron todo un reto para el equipo de vestuario. En muchas ocasiones también hay hueco para aquellas piezas que nunca llegaron a aparecer en pantalla, e increíblemente todas ellas tienen una historia detrás, nada es dejado al azar. Es el resultado del trabajo de una máquina bien engrasada como es el creativo equipo que trabajó en la que aún hoy sigue siendo la segunda franquicia más rentable de la historia del cine.

Un listón demasiado alto:
 Dicho esto, me habría gustado que las descripciones de los personajes no se centraran tanto en el vestuario y se exploraran más en profundidad otros campos no tan explotados en esta enciclopedia, como es la interpretación de los actores u otros aspectos de la creación del personaje. Al margen de todo esto, lo que no han dejado en el tintero son los utensilios utilizados en la intepretación; desde el bastón de Lucius Malfoy hasta las gafas de Harry o la petaca de Ojoloco. Aunque ninguno de ellos es la estrella cuando se compara con las varitas, que a su vez son un apartado agridulce del libro. Se describen con total detalle, incluso el modo en el que cada actor la sujeta y la utiliza en sus coreografías, pero parece que se haya incluido de forma arbitraria en la ficha de ciertos personajes, estando ausentes en gran parte de ellas. Además, en una maquetación tan elaborada como esta, es un pecado imperdonable que las fotografias de dichas varitas se incluyan o no con la misma arbitrariedad. Resulta muy molesto que te describan los intrincados relieves de la empuñadura de una varita mientras que esta no figura en ninguna parte de la página.


 En este sentido, aunque sigue evocando la misma magia que sus predecesoras, la encuentro la menos interesante de las tres. Es cierto que podría haber dado un poco más de sí, pero no tiene grandes carencias. Simplemente encontraba las anteriores temáticas más enriquecedoras.

Añadidos innecesarios y traducciones imprecisas:
 Por tercera vez el libro viene acompañado por una serie de suplementos que están de más. El panfleto central (esta vez con máscaras de mortífagos) vuelve a ser escaso, y sigo pensando que dichas imágenes brillarían más si se hubieran dispuesto en páginas de la propia enciclopedia. Además, el hecho de que esta vez se incluyan dos pósters en lugar de uno no compensa su pequeño tamaño, su baja calidad ni que sean los peores hasta el momento. No se trata de ningún diseño de vestuario ni artwork inédito, sino de fotografías de los actores pegadas en torno a un logotipo central dependiendo de su bando. Esta vez han ido a lo fácil.

 Antes del lanzamiento de estas enciclopedias aplaudo a Norma por su rápida traducción, para después acabar arrepintiéndome de ello, pues esta es precisamente su punto flaco. No hay errores especialmente graves, pero los lectores atentos volverán a detectar imprecisiones e incoherencias con respecto a las novelas y películas de la saga. Si en anteriores ocasiones las citas de la película eran traducciones literales de la edición original y no se correspondían con el doblaje en español, en este caso he localizado errores muy similares como el que se refieran al patronus de Snape como "venado", cuando en español se hace referencia a él como una cierva.


 Personalmente me encuentro satisfecho con mi compra, y no puedo esperar al lanzamiento de la cuarta enciclopedia. Uno de los puntos que pensaba comentar en la reseña era la necesidad de una cuarta entrega que pusiera el punto de mira en los objetos mágicos  y el atrezzo que aparecen en pantalla, no sólo en las varitas a las que no se ha hecho justicia, sino en la creación de los horrocruxes, la espada de Gryffindor, escobas voladoras y todo tipo de réplicas y diseños que, a excepción del sombrero seleccionador (al ser considerado un personaje) no tienen cabida en este libro. Por fortuna ha acabado por confirmarse oficialmente bajo el título The Artifact Vault, tal y como os cuento en este avance.
Nota: 8

¿Qué opinión os merece esta enciclopedia Potterheads?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!