8/9/16

Reseña: Títeres de la Magia

Nota: todas las ilustraciones utilizadas en esta reseña son obra de Lehanan Aida.

 Las tierras de Marabilia eran demasiado tentadoras para dejarlas caer en el olvido. No es de extrañar que Iria G. Parente y Selene M. Pascual hayan decidido regresar a su mundo, y nosotros tras ellas, a través de un spin-off  que sigue la senda marcada por Sueños de Piedra con dos nuevas voces y muchas historias que contar. Hazan y Clarence tomas las riendas de la historia (y de nuestros sentimientos) con Títeres de la Magia, un más que digno sucesor de las aventuras de Lynne y Arthmael que parte de la Torre de Magia Negra y nos lleva por un camino que desde luego es mágico pero yo no definiría como negro...
Títeres de la Magia (Marabilia II)
Autoras: Iria G. Parente / Selene M. Pascual
Editorial: Nocturna
Páginas: 521

Sinopsis: Han pasado tres años desde los acontecimientos de Sueños de Piedra. El pequeño e inocente Hazan ya no es tan pequeño (aunque siga siendo muy inocente), y ahora estudia en la Torre de Nigromancia de Idyll para convertirse en hechicero, al igual que Clarence, que no conoce el mundo más allá de los muros de la Torre de la que algún día será director. 
 Ambos se ven obligados a abandonar la calma de la Torre cuando unos  letales venenos comienzan a comercializarse por toda Marabilia, y a emprender un viaje que les mostrará la cara más oscura del mundo exterior... y de sí mismos.

Lee los primeros capítulos aquí.

Booktráiler:


Opinión personal:

 Te guste o no, la literatura de Iria y Selene te transforma. Ni la magia más oscura puede hacer que sientas indiferencia hacia su prosa. Ni la mejor de las pociones puede proteger a tu alma del dolor que se esconde entre sus páginas. Tras leer una novela como Títeres de la Magia, lo único seguro es que ya no soy el mismo. ¿Recordáis al Pablo de hace unos días? Ese Pablo no va a volver, ya no existe, lo siento. Es mejor así.

 Mucho, mucho mejor.

De vuelta en casa:
 En Títeres de la Magia regresamos a una Marabilia muy familiar, y al mismo tiempo desconocida, al igual que sus protagonistas. Esta vez son Hazan y Clarence quien en primera persona y desde un punto de vista íntimo narran los acontecimientos. Al primero lo conocimos en Sueños de Piedra, mientras que Clarence es (prácticamente) un desconocido para nosotros. En ambos casos, resta señalar que su desarrollo como personajes y la introspección en sus sentimientos e inquietudes es no sólo el punto fuerte de la novela, sino aquello que la define como tal (marca de la casa Seliria).


 Aparquemos por un momento a Hazan, Clarence y su sufrimiento (no os preocupéis, volveremos a ello) y comencemos por el principio. La aventura de Títeres de la Magia comienza cuando unos letales venenos comienzan a comercializarse por toda Marabilia y aprendiz y tutor se ven obligados a abandonar la seguridad de la Torre para investigar. He de admitir que al principio le ha costado un poco más engancharme que a Sueños, pero en cuanto lo hizo fue sencillo dejarse llevar, con un ritmo en un constante in crescendo y una trama que, en este caso, considero mejor hilada y menos lineal que la de Sueños, aportando además un nuevo enfoque del que me he enamorado por completo.

 Volviendo a lo familiar, Lynne y Arthmael vuelven a tener presencia en esta novela, y aunque ya no sean protagonistas su papel no deja de ser fundamental, lo que supuso una grata sorpresa. 
 De la mano de príncipe y comerciante llegan múltiples guiños y referencias a la historia que lo empezó todo, y sin duda sacarán una sonrisa a todo aquel que disfruto con la génesis de las aventuras en Marabilia.


Todo el oro de Marabilia:
 Tras la lectura de Títeres de la Magia he agotado todos mis post-its (y los de mi hermana). No os digo nada y os lo digo todo. Cada frase es una pequeña perla y cada capítulo está repleto de reflexiones que valen todo el oro de Marabilia.
 "Hay personas con ideas estúpidas que juzgan el amor a partir del cuerpo, cuando el cuerpo sólo es cuerpo y la piel sólo es piel, y al final lo que queda bajo esas corazas que nosotros no elegimos son sólo... personas".
 Y mi favorita, porque reprodujo con exactitud algo de lo que estoy firmemente convencido:
[...] nadie nos obliga a definirnos, más que nosotros mismos. [...] Las personas crecemos, maduramos. Cambiamos. Todo es cuestión de encontrar un sitio donde encajar en el mundo, aunque eso no significa que tengamos que quedarnos siempre en el mismo lugar.
 Os diré una cosa. Hazan y Clarence creen ser títeres de la magia, pero se equivocan. Aquí los títeres somos nosotros. Somos títeres de las palabras de Iria y Selene, que cuidadosamente tiran de los hilos para manipular nuestros sentimientos. No voy a mentir, Títeres de la Magia duele, duele mucho, y al mismo tiempo sus páginas están cargadas de esperanza. 

 En ese sentido no parece tan distinto de Sueños, todo es diferente, pero en esencia, nada ha cambiado, porque Marabilia sigue siendo la misma; sigue siendo un mundo increíblemente fantástico y arrebatadoramente real, que apela a todo tipo de lector y merece la pena explorar. Aunque reconozco que en un principio dudaba de que el conflicto principal pudiera generar el mismo interés y la misma profundidad que Sueños de Piedra, me ha sorprendido todo lo que Marabilia aún tiene por ofrecer. Nuevos reinos, nuevas criaturas, fantásticos secretos y no menos fantásticas aventuras. Si hablamos de ambientación, con esta novela Iria y Selene se han superado.


  Esta es una novela que te hará sentir (y si no es así, es que no tienes sentimientos). Iria y Selene lo han vuelto a hacer, han vuelto a conseguir que, por un momento, personaje y lector sean uno sólo. Al margen de la trama o ambientación, no podía haber pedido más a la construcción de los personajes. A través de sus voces hasta el sufrimiento es bello, desde su punto de vista hasta la más desgarradora de las experiencias y hasta el más trivial de los pensamientos es, sencilla y sinceramente, una auténtica obra de arte. Amar a los personajes no es una elección: es un hecho (quiero un Hazan en mi vida. O mejor: dos). 

 Al fin y al cabo es la forma y no (sólo) el contenido lo que nos atrapa, el estilo, directo y cercano. Estoy convencido de que Iria y Selene podrían narrar la épica epopeya de una piedra (ya me imagino el título; "Petro: memorias de una vida estática") y hacerlo interesante. Porque sería una piedra, inmóvil y aburrida, pero será la piedra mejor desarrollada que la literatura habría visto jamás.

 ¿Son Iria y Selene crueles con nosotros? No lo dudéis ni un segundo. ¿No es eso inherentemente bello? También. Son, al fin y al cabo,  profesionales.

 La atención al detalle es tal que incluso los agradecimientos son dignos de mención (sí, los agradecimientos, eso que aparece al final y que muchos de vosotros, ingratos, ignoráis), estructurados como si de la receta de una poción se tratara (no me digáis que no es una maravilla).

 Llegados a este punto, la pregunta que no podemos evitar hacernos es: ¿es realmente Títeres de la Magia mejor que Sueños de Piedra? Sí... y no. Como decimos en mi tierra: depende. Quizás sea una cuestión de identificación con los protagonistas, del impacto emocional de sus historias, pero lo que no puedo negar es que hayan estado a la altura de la primera entrega. Diría que apuesto seguro al decir que Títeres no decepcionará a ninguno de los lectores de Sueños.

 Ah, no puedo despedirme sin recordar y alabar el trabajo de Nocturna, que demuestra una vez más ser insuperable a la hora de editar (y empapar sus libros con los mejores perfumes de Rydia).

 Volcadas mis opiniones... ¿cuál es el veredicto del reseñómetro?


 Tan sólo resta agradecer a la editorial el haberme enviado la novela (¡muchísimas gracias, en serio!) y recordaros que bajo ningún concepto debéis perderos las presentaciones de la novela, que pronto comenzarán a tener lugar en ciudades de toda España (toda la información aquí).

 ¡Espero veros en la presentación de Vigo el próximo sábado 24 a las 18:00h en la Casa del Libro! Estaré presentando a las autoras y su marabilioso libro. ¡Qué honor! (y qué nervios...).

¡A la venta el 12 de septiembre!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!