31/12/16

12 deseos para 2017

 

Aunque en Lectureka! pronto daremos la bienvenida a grandes cambios, hay tradiciones que me gusta mantener. Los doce deseos para el año venidero es una de ellas, y tal y como he hecho durante los últimos años os ofrezco en estos últimos y desesperados compases de 2016 doce cosas que espero del próximo año 2017. ¡Y al final de la entrada comprobaré si se han cumplido mis deseos del año pasado! ¿Será positivo el balance de 2016?

1. El de todos los años:
 Todos los años comienzo por un mismo deseo, y este no será una excepción. Quiero libros, muchos libros con los que ilusionarme.  Por el momento, el catálogo editorial del próximo año se presenta más que prometedor: Rojo y Oro, Cuando Me Veas, Por una Rosa, Encuentros, Arena Negra, La Flor de Fuego, la novela gráfica de Sueños de Piedra, Gemina, Marabilia 3... ¡espero que sean unas lecturas tan maravillosas como prometen!

2. El otro de todos los años:
 En Lectureka!, además de leer, nos gusta mucho ir al cine, y si es para ver adaptaciones de nuestros libros preferidos, ¡aún mejor! A no ser, claro, que estas adaptaciones no sean buenas, como ha pasado en más de una y dos ocasiones. Frente a un 2016 lleno de estrenos, 2017 no parece muy rico en lo que a adaptaciones se refiere, así que le pido que me sorprenda en ese sentido. Ahora mismo todos tenemos la mirada puesta en La Bella y la Bestia, que llegará en marzo. ¿Quién sabe lo que vendrá después?

3. Y, de nuevo, Dragal:
 Todos mis lectores seréis conscientes de mi particular cariño por la saga Dragal. El año pasado pedí que Dragal V llegara en 2016, y lo hice precisamente porque pensaba que había pocas posibilidades. Efectivamente, aún no ha llegado, pero tengo la impresión de que 2017 será el año en que caerá finalmente en nuestras manos... aunque antes leeremos el nuevo proyecto de la autora, Elena Gallego. No sé lo que es, pero quiero que me guste. ¿Cuándo me ha decepcionado Elena?
 Volviendo al tema de Dragal, y aunque en este caso albergue menos esperanzas, vuelvo a pedir, como todos los años, que en 2017 sepamos algo más de su salto multimedia, de la película, cómic y videojuego que Ficción Producciones decía estar preparando. ¡Ni siquiera pido que llegue el producto final! Sólo quiero información más concreta...

4. Ese libro que no me llama la atención...
 Si hago un repaso de mis libros favoritos a lo largo de toda mi vida como lector, la mayoría de ellos eran obras que ni siquiera me llamaron la atención en primer lugar, y quizás por la falta de expectativas acabaron siendo mis favoritas. Este año fue Illuminae, el año pasado La Chica del León Negro y mucho antes Fablehaven o Harry Potter también cayeron en mis manos por accidente. No sé lo que me espera en 2017, pero entre todo ello quiero alguna sorpresa que se acabe convirtiendo en una lectura imprescindible de mi estantería.

5. Espera... ¿esto no lo había oído yo antes?
 Eso es lo que murmuro cada vez que leo en la prensa que se planea una reducción del IVA de los libros, físicos o electrónicos. Y es que es una noticia que hemos leído demasiadas veces, y que finalmente nunca se ha llegado a hacer efectiva. ¿Será 2017 el año en que se cumplirá esa promesa tal y como rezaban los medios hace unos días? Puede, pero el IVA cultural en general sigue siendo una lacra de la que librarnos. ¡Hay que promover la cultura, no hacer su acceso más difícil!

6. ¡Más presentaciones!
 En 2016 he asistido a pocas presentaciones, muchas menos que en años anteriores. Claro, la de Títeres de la Magia cuenta por diez, pero espero que el año que viene se multipliquen tanto mis probabilidades de asistir a este tipo de actos como el número de ellos tengan lugar en Vigo y alrededores. ¿La primera en mi calendario? Sangue de Lúa, de Sabela González (lo del calendario es un decir, porque aún no sabemos dónde o cuándo será...). Tampoco sería mala idea que Nocturna escogiera Vigo como una de las ciudades de la gira de presentación de Arena Negra... (*guiño, guiño, codo, codo*).

7. Puestos a pedir...
 En 2017 se entregarán, como todos los años, los Templis, premios de literatura de la revista  El Templo de las Mil Puertas, y pocas cosas me harían más ilusión ahora que soy una pequeña parte de la revista (miniminion) que asistir. Claro que son en Madrid, y eso queda un poco lejos...
 Y hablando de sitios a los que me gustaría ir, el Festival Celsius en Avilés a finales de julio es algo que nunca he podido vivir, y querría que 2017 fuese el año en que se cumpliese ese deseo. Ya lo puedo tachar de la lista porque a día de hoy sé que no va a ocurrir, pero soñar es gratis...

8. Un deseo poco realista:
 ¿Os acordáis de The Cursed Child (O El Legado Maldito)? Esa obra de teatro basada en el universo de Harry Potter que tanto esperábamos terminó suponiendo una decepción para muchos, o por lo menos para todos los que nos quedamos con la trama al leer el guión y no pudimos disfrutar de su espectacularidad sobre el escenario. Resulta que la versión que hemos leído era el Rehearsal Edition Script (es decir, no era el borrador definitivo, sino el utilizado al comienzo de los ensayos), y en principio la versión final del mismo saldrá a la venta en 2017 como una edición especial. Lo que le pido a 2017 es que dicha versión sea completamente diferente a lo que nos encontramos este año, y todo haya sido una broma de mal gusto (lo cual implicaría que hubieran comprado a la prensa y a los espectadores para no estropear la mayor inocentada de la historia).

9. El año del #ProyectoAdrastea:
 Quienes me sigáis en twitter sabréis que llevo meses dándole vueltas a la que considero la mayor y mejor historia que se me haya ocurrido nunca, la que denomino con el nombre en clave #ProyectoAdrastea. Traté de empezarla con el reto del NaNoWriMo, pero compaginar la escritura con los estudios no acabó siendo productivo, y lo dejé a medias. Quiero que 2017 sea el año en que termine de una vez por todas esta historia que merece ser escrita.

10. El año del #NaNoWriMo:
 Por si aún no había quedado claro, este año no conseguí superar el NaNoWriMo (National Novel Writing Month), el reto de escribir 50.000 palabras de una historia a lo largo del mes de noviembre. Me quedé a medias con las 10.000 de mi primera semana, así que deseo alcanzar la meta del reto en 2017 (no con el #ProyectoAdrastea, porque espero haberlo terminado para entonces), aunque ahora mismo me parezca imposible, teniendo en cuenta que estaré empezando segundo de bachillerato. ¡Mucha suerte, Pablo del futuro!

11. Mantener el ritmo:
 Estos últimos meses el ritmo de publicación de entradas se ha visto reducido por culpa de mi amado bachiller. En 2017 no sólo me enfrentaré a la parte más difícil de primero, sino que comenzaré segundo, así que sé que eso seguirá igual. Lo que pido es ser capaz de mantener el ritmo de publicación actual (unas 18-20 entrada mensuales), y si hay más reseñas de las que he publicado últimamente, aún mejor.

12. El despegue definitivo de Lectureka!
 Ante todo, vuelvo a pedir que el próximo año sea un año de crecimiento para el blog. No sólo en cuestión de tráfico o de calidad de las entradas (las que han sido las principales mejoras en sus primeros años), sino más allá de eso. Con el cambio de look que llegará en enero, espero que Lectureka! encuentre por fin una identidad propia, y que eso se vea reflejado en su contenido y en el feedback de los lectores, a quienes os agradezco que este pequeño blog sea lo que hoy es. Espero además que 2017 nos reserve muchas sorpresas, y que Lectureka! crezca en muchas más direcciones, si todo sale según lo previsto...

¿Se han cumplido mis deseos de 2015?

 ¿Os acordáis de 2015? Por aquel entonces aún usaba el gusanito como imagen del blog... ¡qué recuerdos! No tardaría mucho en cambiarlo por nuestro actual logotipo, esta vez sí diseñado por mí... ¡pero no nos vayamos por las ramas de la nostalgia! ¿Se han cumplido mis deseos de 2015?
 A 2016 le pedía una batería de lanzamientos destacable, y aunque he encontrado este año muy buenos títulos (Illuminae, Arena Roja, Títeres de la Magia, Sangue de Lúa...) no estoy tan satisfecho como en años previos, y tan sólo la primera mitad de 2017 tiene más lanzamientos que me emocionan que todo 2016. Eso no implica que este haya sido un mal año ni mucho menos, pero ha sido uno en el que he leído más bien pocas novedades. Quizás en las próximas semanas, cuando me ponga al día con los últimos meses, mi opinión sea diferente.

 Como todos los años, le pedí a 2016 que estuviera lleno de grandes adaptaciones cinematográficas, en vista de que nos esperaban muchísimas. Aunque he de decir que parte de ellas han supuesto una decepción (véase Leal, Alicia a Través del Espejo La Leyenda de Tarzán), he encontrado más que satisfactorias aquellas que esperaba con más ganas: El Principito y Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos. Como guinda del pastel, una sorpresa inesperada que me cautivó: Un Monstruo Viene a Verme.

 Si habéis leído los deseos de este año sabréis que aún no tenemos entre nuestras manos Dragal V ni sabemos nada de su salto multimedia. Se lo pedí a 2015 y a 2016, y en ningún caso se cumplieron mis deseos. ¿Será 2017 el año en que sabremos más al respecto?

 Rick Riordan aún es para mí una espinita clavada. Quería recuperar la fe en él en este 2016, tras una serie de novelas a las que le faltaba frescura y eran continuistas, reutilizando estructuras previas. Aún no he leído Las pruebas de Apolo, así que puede que este deseo se cumpla de forma retroactiva, pero al menos con Magnus Chase no llegó el momento de volver a admirar a este autor tanto como en su día lo hice.

 Un deseo que realmente dudaba que llegara a cumplirse pronto y acabó siendo una realidad fue la reedición de Alianzas. La novela de Iria y Selene que me enamoró con su edición original merecía una nueva vida tras el cierre de Everest, y me emociona saber que ahora, de la mano de La Galera, al fin podremos descubrir cómo continua una de nuestras sagas favoritas.

 Una año más, las editoriales españolas no se han dignado a publicar en España los spin-offs de mis sagas preferidas. No voy a hurgar más en la herida. Habrá que leer en inglés.

 A medias me he quedado con mi deseo de que 2016 fuera un gran año para los potterheads. Este ha sido un año agridulce, con un más que satisfactorio estreno de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos que contrasta con la decepción que supuso el guión de Harry Potter y el Legado Maldito. En términos generales diría que el balance es positivo (¡tenemos test de Patronus!), pero eso no quita que esté preparando una reflexión más sosegada sobre la obra ahora que veo las cosas más claras y con distancia...

 Por último, 2016 ha sido un año de crecimiento para Lectureka!. Aunque el ritmo de publicación ha descendido (cosas de primero de bachiller) y haya publicado menos reseñas de las que me gustaría (por el mismo motivo), este ha sido un año lleno de oportunidades que tengo que agradecer. Hemos batido nuestros humildes récords de visitas, he diseñado nuestro propio logotipo y estrenado un nuevo modelo de reseña, pero sobre todo he seguido conociendo a autores admiro. He llegado a entrevistar a muchas personas a las que sólo conocía por su trabajo... ¡e incluso he participado en la presentación de una novela! También ha sido el año en el que he entrado a formar parte de la Zona <20 de El Templo de las Mil Puertas. Puede que no tenga ninguna relación con este blog, pero sin él no lo habría conseguido. No os imagináis lo que significa todo esto para mí, especialmente ahora que Lectureka! está a punto de cumplir los cuatro años de trayectoria. Espero que, después de ellos, vengan muchos más.

¡Os deseo un próspero 2017 lleno de lecturas!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!