24/12/16

Mensaje de navidad de Lectureka! [2016]


 Si estás leyendo estas líneas, ¡no cambies de canal! Es nochebuena y, como manda la tradición, es hora de que desde Lectureka haga llegar a vuestras casas mi tradicional discurso navideño. Algunos en estas fechas y a estas horas prefieren ver el que emiten canales tradicionales de un tal Felipe VI, pero en Lectureka! la única monarca a la que adoramos es J.K. Rowling, y aunque su intención era estar aquí presente en esta velada tan especial ha tenido que ausentarse por motivos personales. ¡Así que seré yo quien dará el discurso en su lugar! Tendréis que conformaros...
Buenas noches.

Mi discurso para la nochebuena suele ser muy diferente al de hoy. En pasados años lo escribí en clave de humor, adoptando un tono cómico e imitando el estilo del tradicional discurso navideño del rey de turno, burlándome de paso del caótico país en el que vivimos al mismo tiempo que hablaba de libros. Este año, sin embargo, tomaré un camino muy diferente. Hoy no me quiero reír; 2016 no ha sido un año que me haya predispuesto a ello. El mensaje de esta noche es, posiblemente, uno de los más importantes que haya hecho llegar a vuestra pantalla, así que os pido que me prestéis toda vuestra atención antes de hincharos a turrón y mazapanes.

 A estas alturas de 2015, no podía prever que 2016 conllevaría tantas pérdidas, ni que lo único que ganaría sería odio e intolerancia. ¿He dicho intolerancia? Entonces no he escogido bien mis palabras. Citando a Rick Riordan, uno de nuestros referentes, «tolerancia es una palabra interesante. Del latín, utilizada en alquimia, implica "cuánto puedes soportar hasta que te mata". No es sinónimo de aceptación». Por eso, lo que ahora necesitamos no es tolerancia, sino aceptación, diversidad, representación y lucha contra los prejuicios.

 Si se trata de combatir prejuicios, no hay mejor arma que la literatura. Los libros forjan desde la infancia a un lector comprensivo, curioso y, ante todo, empático. Por eso, hoy más que nunca, la lectura es vital si queremos avanzar como sociedad, y dejar atrás la carga que es el miedo a lo diferente.

 Os deseo entonces de todo corazón que mañana bajo vuestro árbol, si tenéis la suerte de encontrar algo, sean libros. En mi caso será así, como siempre lo ha sido y, posiblemente, siempre lo será. Cito una vez más a un autor a quien debemos admirar no sólo por su obra, sino también por sus palabras. Hablo de Pablo C.Reyna (El Cronista de Salem), integrante de El Templo de las Mil Puertas, que hoy nos invitaba en sus redes sociales a regalar libros con un mensaje cargado de razón. «Un libro es... No voy a decir todo lo maravilloso que es un libro, pero basta decir que cualquier cosa divertida y flipante que imaginéis, cabría en la imaginación de un lector con un libro delante. [...] Si queréis que los niños lean, regaladles (por lo menos) un libro por Navidad. Si no ponéis la lectura en valor, ellos nunca la apreciarán». (Mensaje completo aquí).

 Vivimos los últimos compases de un 2016 que cada día parece empeñado en demostrar que le quedan muchas sorpresas -y no precisamente buenas- bajo la manga, pero obviemos las nubes y esforcémonos por ver el cielo. Pronto tocará pasar página, hacer balance de lo ocurrido en el último año y de lo que esperamos para 2017. No quiero avanzar nada, pero si nos limitamos al ámbito estrictamente literario, 2016 ha sido, desde mi punto de vista, un año satisfactorio, aunque quizá menos de lo que lo fue 2015 y de lo que parece que será 2017 viendo el calendario de lanzamientos previstos.

De estos últimos doce meses me quedo con tres publicaciones: Sangue de Lúa, Títeres de la Magia e Illuminae. En la gran pantalla hemos vivido grandes aventuras -Un Monstruo Viene a Verme, Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos- que contrastan con grandes decepciones -Leal, Alicia a Través del Espejo-, y si bien 2017 no parece tener tal densidad de adaptaciones, arrancará con potencia con La Bella y la Bestia.

 Sólo cabe finalizar con un agradecimiento, porque a pesar de unos primeros meses donde apenas se experimentaba crecimiento, y una menor actividad por mi parte debido a los estudios, el blog sigue gozando de buena salud, y estos últimos meses se sitúan entre los mejores de su pequeña historia en cuanto a visitas. 2016 ha sido un año en el que mi dinámica de trabajo ha cambiado mucho, pero 2017 será aún más importante si cabe cuando saque del horno todos los planes que se están cociendo. Empezaremos degustando un renovado look para celebrar el año nuevo, y ¿quién sabe qué otras sorpresas se reservarán los siguientes platos?

Felices fiestas a todas las lectoras y lectores de Lectureka. Espero poder seguir caminando con vosotros por este camino de tinta, en el que nunca podremos divisar el final.

Pablo García Freire. Libros Lectureka!

1 comentario :

  1. Estoy tan contenta de que metieras Illuminae... me hace mucha gracia la sutil historia previa a que lo leyeras, en serio, siempre me acuerdo de ti cuando mencionan el libro ;)
    ¡Felices navidades Polipol y a ver cuando nos volvemos a ver! <3

    ResponderEliminar

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!