26/12/16

Reseña: El Arte de Animales Fantásticos

Lee aquí mi reseña de la película y aquí mi reseña del guion original.
 Que la película Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos sea una historia nacida para el cine no significa que no tenga presencia en librerías (más allá del libro de texto homónimo en el que se inspira vagamente). Con el estreno de la película han llegado a las estanterías de los lectores el guion original de la película, La Magia desde Dentro, La Maleta de las Bestias y la obra que reseño hoy: el libro de arte de la película.

 El arte de la película. Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos es una recopilación elaborada por Dermot Power que incluye cientos de imágenes, ilustraciones y diseños conceptuales de las localizaciones, criaturas, personajes y utensilios en general de la película, todas ellas elaboradas por el impecable equipo artístico detrás de las cámaras. ¿Preparados para descubrir la parte oculta de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos?
El arte de la película. Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos.
Autor: Dermot Power
Editorial: Harper Collins Ibérica
Páginas: 264

Sinopsis oficial: Adéntrate en el mundo de los brillantes departamentos de arte que, guiados por el diseñador de producción ganador del Oscar Stuart Craig, son responsables de la creación de personajes, localizaciones y animales inolvidables de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de J. K. Rowling. El arte de la película, editado por el artista conceptual Dermot Power, te lleva de viaje a través de un proceso de diseño tan maravilloso como la aventura de Newt Scamander en el mundo mágico.
Lleno de dibujos de producción, bocetos conceptuales, storyboards e imágenes de fondo, con comentarios únicos de Stuart Craig y de los propios artistas sobre el viaje de la película, este magnífico volumen ofrece un festín de imágenes a los lectores y muestra a los admiradores de las películas de Harry Potte
r el mundo de Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Opinión personal:
 En producciones a tan gran escala como Animales Fantásticos, parece lógico que una gran parte del esfuerzo invertido en la construcción del mundo mágico sea desechado o transformado de cara al producto final. El arte de Animales Fantásticos ofrece un vistazo más profundo al desarrollo de todo lo que hemos visto en el guion y en la pantalla, pero también a todo aquello que no, que será lo que capte tu atención en cuanto dejes atrás las primeras página.

Un viaje conceptual:                                                                                  Antes de tomar forma como lo vemos en pantalla, cada apartado tuvo que pasar por su fase de diseño conceptual. Algo que parece tan simple como el funcionamiento de la maleta de Newt tiene detrás un estudio muy complejo y decenas de ilustraciones e ideas desechadas, como también ocurre con escenarios y, cómo no, con los propios Animales Fantásticos. Este libro es un viaje por más de 250 páginas a todo color explorando todo el desarrollo gráfico de cada uno de los susodichos apartados, con un fascinante resultado que te mantendrá por horas admirando las obras de arte que encierra en su interior.                                          

 Es curioso pensar que las imágenes contenidas en este libro son sólo la punta del iceberg; una selección entre miles de piezas que posiblemente nunca verán la luz. Más curioso resulta que a pesar de ser calificados como arte conceptual cada uno de los "conceptos" tenga una calidad digna de museo, o incluso parezcan fotografías (si obvias el pequeño detalle de que las criaturas que aparecen en ellas no existen). El trabajo invertido en cada imagen por los artistas del equipo es abrumador, y al tiempo que me fascina su descubrimiento también me produce una extraña sensación de ansiedad el ver todo el esfuerzo que nunca jamás se verá en la obra final, a pesar de ser vital para darle forma.

 Más allá del deleite visual que supone cada minuto con este libro entre las manos, gran parte de mi fascinación proviene precisamente de los diseños alternativos, de aquellos que no llegaron a ver la luz y acabaron derivando en los diseños finales, de los puntos de vista de diferentes artistas respecto a una misma criatura, de todo lo que pudo ser y no fue y de la lógica e inspiración tras cada pincelada.


Mucho más que dibujos, mucho más que conceptos:
  La magia del cine, como me he encargado de haceros saber en más de una ocasión, es algo que atrae poderosamente mi atención. Por eso, más allá de la mera contemplación, lo que la gran mayoría de los potterheads encontrarán de por sí disfrutable, aquello en lo que trato de sumergirme al tratar con obras cómo esta es en el cómo encaja aquello que estoy viendo con el proceso creativo, en cómo el equipo de diseño se coordina con Stuart Craig y "los Davids" (David Yates y Dadid Heyman, director y productor) para convertir las ilustraciones en criaturas vivas, creíbles y realistas.

 Para este propósito son muy útiles las notas de los propios artistas junto a cada una de las imágenes, que revelan un fin mucho más que artístico tras ellas. Cada diseño tiene una filosofía y una coherencia con el mundo de Rowling, con lo que se busca transmitir y con la atmósfera que se quiere recrear. El diseño de cada varita tiene un significado, como tiene una utilidad cada parte de la anatomía de una criatura fantástica. Es cuanto menos interesante ver cómo se enfrentan creativamente al desafío de dar vida a un obscurus o crear el interior de la maleta de Newt.


  Poco más hay que decir de una obra que me tuvo embelesado con cada página por la increíble visión creativa de sus autores. No mucho menos creativos fueron Dermot Power y Harper Collins con la maquetación y edición, cuyo gran tamaño permite una gran definición de las imágenes, en ocasiones fotorrealistas. A esto se suma la inclusión de un desplegable con múltiples diseños de varitas y tres pequeñas láminas incluidas en un sobre al final (aunque la elección de esas tres piezas en cuestión se me antoja escasa y arbitraria, pero se agradece de todos modos). Habría sido impecable de no ser por una traducción que, aunque discreta en la mayor parte de los casos, es en ocasiones dudosa y poco uniforme en su edición en castellano.

 El arte de Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos es, por tanto, el perfecto regalo para cualquier potterhead estas navidades (daos prisa, que aún queda reyes). ¿No estás de acuerdo, reseñómetro?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!