14/7/17

Reseña: Cuando me veas, de Laura Gallego


 A principios de este año Laura Gallego volvía a enfrentarse al público juvenil con una propuesta que se distanciaba del género fantástico y apostaba por otro menos explorado por la autora valenciana; la fantasía urbana. Cuando me veas tuvo buena acogida entre los fans, pero conociendo mi historial con Laura preferí andarme con cautela. Al fin y al cabo, ella es la autora capaz de escribir una de las mejores novelas juveniles que he leído en los últimos años (Todas las hadas del reino) seguida de otra que me dejó tan indiferente como Omnia

 Sabiendo que con Laura no tengo término medio, y adoro sin reservas toda la parte de su producción literaria que no me ha dejado completamente frío (como hizo La emperatriz de los etéreos), ¿por qué lado de la balanza se decantará Cuando me veas? Hora de averiguarlo...

Cuando me veas
Autora: Laura Gallego
Editorial: Destino (colección Crossboooks)
Páginas: 384

Sinopsis (no oficial): Cuando comienzan a pasar cosas extrañas en el instituto, todo el mundo lo achaca a la presencia de un fantasma, y recuerda la historia del "chico de la azotea", aquel chaval que se suicidó arrojándose desde la azotea del centro. El problema es que ni una afirmación ni la otra son ciertas en realidad. El incidente no fue un suicidio, si debemos fiarnos de las sospechas de su hermano, y lo que ocurre en el instituto no es obra de fantasmas.

 Tina no cree en historias paranormales. Si lo hiciera, su madre la tomaría por loca, aunque tampoco es que la tenga ya en muy alta estima. Ella no destaca mucho en sus estudios y, como muchas otras personas de su edad, a veces se siente invisible... y a veces lo es completamente: invisible de verdad.

Lee aquí su primer capítulo.

Opinión personal:
 Cuando me veas es una novela mentirosa, una novela que se presentó ante nosotros con una máscara que se cae en su primera página. Su sinopsis, sus tráilers, todos intentaron crear misterio en torno a la identidad del "fantasma" responsable de los sucesos paranormales en el instituto y su posible relación con el caso del "chico de la azotea". Se nos empujó a creer que ese misterio jugaría un papel esencial de la trama pero, nada más lejos de la verdad, es algo que descubrimos literalmente en la primera línea. Al principió me pareció un secreto bien guardado pero, a la larga, ¿beneficia acaso a la historia esa traición a nuestras expectativas?

 Pecando de hipócrita, voy a caer en el mismo error que la novela y resolver al principio de mi reseña la incógnita que intenté sembrar en la introducción. En efecto, esta ha sido una de las novelas de Laura que no me ha gustado. Mi decepción va más allá del hecho de que la novela sea algo muy diferente a lo que esperaba -eso suele ser una grata sorpresa-, y se produce, más bien, por tener constantemente ante mis ojos lo que podría haber sido y no fue. Arrancaré, por lo tanto, con aquello que veo, los puntos fuertes de esta obra tan diferente a lo que Laura nos tiene acostumbrados.

  La cantidad de temas y problemas sociales que se tocan -con más o menos profundidad- en esta obra es lo que hace de ella una historia necesaria. Acoso escolar, inmigración, islamofobia, delincuencia juvenil y un largo etcétera que, al margen de que la historia funcione o no, en su mayoría contribuyen positivamente a su desarrollo y conforman algunos de los momentos más destacables.



Ni visible ni invisible; transparente

 Por lo demás, no puedo decir que la novela me haya transmitido lo que pretendía. Tras jugar una de sus mejores cartas en el primer turno, Cuando me veas se convierte en la historia del origen de una superheroína. Acompañamos a Tina mientras descubre y aprende a controlar su curiosa habilidad junto a su amiga Salima, al mismo tiempo que trata de ocultar su identidad y sus actividades secretas en favor de la justicia.

 Como tal, nunca se llega a aprovechar del todo el potencial que ofrece una historia sobre una superheroína, probablemente porque no es lo que la historia pretende ser. Del mismo modo, tampoco llega a funcionar del todo, para mí gusto, como lo que sí trata de ser, quedándose a medio camino en una historia que se hace lenta y repetitiva y discurre entre disputas de bandas callejeras y con un componente fantástico mucho menor del que se prometía al calificar la historia de "fantasía urbana".

 La capa que rodea todos mis disgustos es una narración que no he encontrado del todo pulida, y que de nuevo me hace cuestionarme cómo es posible que una autora como Laura, a la que siempre sitúo entre mis preferidas, me maraville con algunas de sus historias tanto como me decepciona con otras.


 Es llegado el final cuando Cuando me veas vuelve a desafiar nuestras expectativas tomando una ruta mucho menos evidente, y que supone con diferencia la mayor sorpresa de toda la historia. Para mí, sin embargo, ya era demasiado tarde como para salvar una historia que hacía tiempo que se había perdido. El último capítulo y el epílogo vuelven a intentar sorprender lanzando un giro que aún no tengo claro si es la mejor forma posible de cerrar la historia o está completamente fuera de lugar. La línea que separa ambas opciones es extremadamente fina.

 Con gran pesar, dejo al reseñómetro hacer una última valoración:



Nos veremos muy pronto con más reseñas...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!