13/8/17

Reseña: Gemina. The Illuminae Files_02

Lee también la reseña de Illuminae y el avance de Obsidio.
 Gemina, la segunda entrega de la trilogía Illuminae,  aún no ha llegado a España (si es que lo hará algún día), pero en Lectureka eso no ha sido un impedimento. La expectativa ante la continuación de una de las novelas más originales que jamás he leído me llevó a acercarme a la edición original, tan emocionado por descubrir cómo continuaba la historia como atemorizado ante la perspectiva de que no alcanzase el alto listón que había dejado la primera parte. ¿Se habrán hecho realidad mis deseos o mis temores?

 Nota: la edición reseñada es la británica, aunque los datos de la ficha se corresponden con la edición original de EE.UU.  En caso de que se produjera una edición en castellano actualizaría los datos de la ficha acorde con la publicación española.
The Illuminae Files_02; Gemina
Autores: Amie Kaufman, Jay Kristoff
Editorial: Knopf Books for Young Readers
Páginas: 672

Sinopsis (no oficial): Los supervivientes del ataque de Kerenza huyen en dirección a la estación de salto Heimdall con la intención de denunciar los crímenes de BeiTech ante las autoridades terranas. Sus mensajes no reciben respuesta alguna,  y en la estación nadie es consciente de que una nave repleta de refugiados se dirige hacia ellos. ¿Qué está ocurriendo?

 Ante la amenaza de ser descubierta, BeiTech trata de tomar control de la estación de salto y su agujero negro que permite desplazarse entre los principales sistemas. Lo que comenzó como una simple intervención en las comunicaciones de la estación se convierte en un asalto que pone en jaque la seguridad de todos sus habitantes; incluidos Hanna y Nik, que en Gemina toman la voz cantante intentando frustrar el ataque de BeiTech.

Lee las primeras páginas aquí.

Opinión personal:
 Como toda continuación de una saga tan única como Illuminae, Gemina parte con la desventaja de haber agotado el factor sorpresa. Se repite su formato epistolar trasladado a la ciencia ficción y elevado a la enésima potencia. La historia se narra a través de archivos filtrados por el grupo Illuminae; correos electrónicos, transcripciones de señales de radio, páginas web, planos y páginas de un diario entre muchos otros documentos.

 Puede que se perpetúe el formato de Illuminae, pero no por no ser nuevo deja de ser arrebatadoramente original. Al fin y al cabo, seguimos ante una forma única de trasladar una historia al papel, que pone de manifiesto la inmensa creatividad de sus autores (¡ahora con ilustraciones de Marie Lu en el diario de la protagonista!). Reitero ahora lo que dije en su momento de Illuminae; la novela puede no plantear una trama excepcional en el terreno de la ciencia ficción ni dejar mucho espacio al desarrollo de personajes, pero es el cómo se nos cuenta lo que la hace única y excepcional.

Un paso hacia delante... y dos hacia atrás:
 Hechas todas las presentaciones, se hace evidente que Gemina comparte con Illuminae sus virtudes y sus defectos... o, quizás, no tanto. En cuanto se comienza la lectura se hace patente que se ha tratado de incorporar nuevas ideas a la fórmula, pero enseguida queda claro que no ha sido suficiente como para sorprender como la primera vez. 


 La aventura de Illuminae solo podría definirse como apoteósica, y parecía difícil igualar esa escala. En Gemina la acción baja un escalón trasladándose a un solo emplazamiento (la estación de salto Heimdall) cuyo conflicto con BeiTech nunca alcanza dimensiones tan apocalípticas. El asalto a la estación es suficiente como para volver a atraer la atención del lector, pero mientras que en la primera entrega el ritmo se acrecentaba a una velocidad vertiginosa, en Gemina no queda rastro de esa cadena de giros argumentales, a cada cual más impactante que el anterior.

 Diría entonces que, si bien el grueso de la novela tiene una calidad más que suficiente, palidece si se compara con los orígenes de la saga, y solo los giros finales están a la altura. Sí, ya era demasiado tarde como para salvar la historia, pero ese in crescendo en los compases finales deja un excelente sabor de boca que nos recuerda lo que la historia puede dar de sí, y vuelve a enganchar y fascinar a partes iguales, a tiempo como para desear leer cuanto antes Obsidio, el desenlace final de la trilogía.

 Justificar estas declaraciones puede no ser tarea sencilla, y creo que es injusto juzgar con mucha dureza a una novela que solo decepciona por una simple cuestión de comparación. En síntesis, todo se reduce a que no se añade suficiente a la fórmula como para sustituir todo lo que se pierde. La inteligencia artificial AIDAN se convertía en el eje central de la primera entrega, y su práctica ausencia en Gemina, donde tiene un papel meramente anecdótico, hace que la historia pierda todo el lirismo que su presencia aportaba. Illuminae quemó los mejores cartuchos, y parece que se reservan el resto en la recámara para Obsidio. La otra perspectiva que ofrece Gemina se siente, en consecuencia, como una transición.


Aquello que esconden las sombras:
 Es posible que el escenario que se presenta en esta segunda entrega se preste menos a aprovechar el formato único de Illuminae. La dificultad que plantea narrar una historia así exclusivamente con documentos hace que se abuse más de recursos como la transcripción de grabaciones de seguridad (un sustituto encubierto de la narración tradicional) o los a veces algo forzados diálogos por chat; elementos que desvirtúan el formato de la obra.


 Tras mis duras declaraciones siento que la reseña está adquiriendo un cariz demasiado negativo. Gemina sigue siendo una buena novela, que da un paso más allá de la mayoría con una propuesta muy diferente que, aunque menos, sigue brillando con luz propia. Brillante vuelve a resultar todo el trabajo artístico invertido en la creación de cada página. Su maquetación, composición y diseño es todo un logro que no en vano vuelve a atrapar al lector y a conformar una lectura con la que es difícil establecer comparaciones. El trabajo de Amie, Jay y todo el equipo editorial no es menos loable que en Illuminae, y no me cabe duda de que tratarán de explotar al máximo todo el potencial que su trabajo puede ofrecer de cara a la conclusión de la saga; un lanzamiento por el que, no sin razón, estoy muy emocionado.

 Solo queda entonces dejar que el algoritmo del reseñómetro calcule la valoración final:

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Alimenta el blog con tus comentarios! Recuerda ser respetuoso con el redactor y lectores y siéntete libre de responder cualquier comentario publicado.

Intentaré responder a todos los comentarios, especialmente a aquellos que formulen dudas o preguntas.

¡Gracias por leernos!